¿Qué Android TV comprar?

Que Android TV comprar

¿Qué Android TV comprar?

Si estáis consultando esta página, hemos de suponer que ya sabéis qué es un Android TV y para qué sirve. Si no es así, echadle un vistazo a este artículo.

Llegados a este punto, lo primero que hay que plantearse es realmente para qué lo queremos o cuál va a ser su utilidad principal. ¿Vamos a hacer Streaming?,¿lo queremos para juegos?, ¿para ver vídeos en 1080P? o ¿todo en uno?. Si lo que se pretende es esto último y con una gran calidad, el precio se nos disparará seguro.
Hay muchos modelos y variedad de Android TV en el mercado y cada uno con sus propias características, que si bien muchas son comunes entre ellos, otras son realmente específicas.

Empecemos viendo los Android TV Stick, similares a un Pendrive, de tamaño reducido y limitado número de conexiones, tanto de entrada como de salida. Suelen conectarse directamente al puerto HDMI del televisor, quedando ocultos tras estos. Suelen disponer de una ranura para tarjetas MicroSD y un par de puertos USB. La manera en que reciben la corriente es por medio de un puerto MicroUSB. Estos dispositivos, por lo general, carecen de Bluetooth y de una antena Wi-Fi que nos dé una buena calidad de señal ante las interferencias. Consumen poco, no hacen ningún ruido y te los puedes llevar donde quieras, siempre y cuando lo acompañes de su cable de alimentación que perfectamente puede valer el cable para cargar tu móvil.

Por otro lado tenemos los Android TV Box, algo mas grandes que los stick, y que poseen mayor conectividad y nivel de expansión. Estos no necesitan ir directamente al puerto HDMI de tu televisor, sino que ya vienen con un cable extensor para ello. Poseen un alimentador propio que podemos conectar a la red general mediante su adaptador correspondiente. La recepción de la señal Wi-Fi es mucho mejor pues la gran mayoría cuentan con una notable antena externa. Ademas, ofrecen conexión LAN Ethernet, por si queremos conectarnos por cable directamente a nuestro router.

Cuentan con ranura para tarjetas MicroSD, aparte de darnos la posibilidad de conectar un HDD externo para aumentar la capacidad de almacenamiento. Incorporan también Bluetooth, por lo que podremos conectar dispositivos BT e incluso gamepads que funcionen con esta tecnología.
Ahora que ya hemos visto los dos tipos de Android TV que pueblan el mercado, centrémonos un poco más en para qué los vamos a usar:

¿Para qué lo queremos?

Un Android TV para juegos

Juegos Android TV
Si es esta la finalidad principal que queremos darle a nuestro Android TV, tendremos que fijarnos en la mayor conectividad posible para nuestros mandos de juegos. Así por tanto, tendrá que contar con Bluetooth para conectar mandos de la PS3, que funcionan con esta tecnología, contando con la aplicación correspondiente de reconocimiento.

También un puerto OTG compatible nos vendría bien para mandos como los de la XBox 360.

Por otra parte, contar con 1Gb de RAM (si pueden ser 2 tanto mejor), un procesador Dual-Core (actualmente podemos encontrar Quad-Core) y un buen procesador gráfico como el MALI-400 o superior. También es importante contar con la versión Android más actualizada. La versión 4.2 Jelly Beans estaría bien, pero la más actual es la Android 4.4.2 KitKat.

Y para aquellos que no dispongan de este tipo de mandos, mirar que incorporen funciones Miracast y/o AirPlay nos vendría bien para emplear nuestro smartphone para tal fin.

Un Android TV para ver películas

Peliculas Android TV
Si somos mas peliculeros que jugones, entonces lo que nos convendría es un dispositivo con al menos 1GB de RAM, y procesador gráfico que nos dé resolución nativa mínima de 1080P. Y decimos nativa porque hay otros procesadores que ofrecen esta resolución, pero resulta ser un reescalado de la 720P y nos podríamos llevar un buen chasco.

Si además cuenta con una buena salida de audio hacia otros dispositivos de este tipo, siempre será mejor que escuchar nuestra película favorita a través de los speakers del televisor. Sin olvidar que tendremos que pensar en el almacenamiento del dispositivo, que suele ser de media de unos 8GB de ROM. Como se nos puede quedar pequeño, pensemos en la posibilidad de aumentarlo con algún HDD externo o que admita tarjetas MicroSD de gran capacidad.

Un Android TV para ver contenido en directo

En este tipo de Android TV sí que tendremos que ser algo más exigentes pues nos hará falta una excelente conectividad a Internet. Si contamos con Wi-Fi de doble banda o conexión LAN Ethernet, no tendremos problemas con la transferencia de datos, evitando interferencias.

Un gran potencia en su procesador. 2GB de RAM harán falta para este cometido, pues ver una película o serie a tirones le quita la gracia.

Resolución nativa de 1080P, porque querremos ver esa peli o ese partido con la mayor calidad y nitidez posible. Para este fin también es muy recomendable que lleve integrado XBMC, una multiplataforma de entretenimientos que soporta gran variedad de formatos, y reproduce correctamente desde cualquier medio de almacenaje.

Un Android TV para navegar, Facebook, Youtube, etc

Android TV Facebook
Para este tipo de uso, no necesitáis grandes requisitos, pues todos los Android TV se pueden conectar a Internet de una manera o de otra. La ventaja respecto a vuestro móvil o tablet, es que no tendréis que dejaros los ojos contra una pequeña pantalla. Y si lo que buscáis son juegos de Google Play, pues os recomendaríamos la última versión Android y capacidad para almacenar una gran variedad de ellos.

Una recomendación

Sea cual sea la finalidad que le deis a vuestro Android TV, aseguraos de que admite dispositivos tipo AirMouse. Son mandos a distancia que integran ratón y teclado en un mismo aparato. Los Android TV suelen venir acompañados de un mando a distancia, pero su versatilidad es bien reducida. No dejan de ser mandos de televisión.

Lo idóneo sería comprar el Android TV más completo y que más funcionalidades y conectividad permita, pero siempre atendiendo a nuestras posibilidades. Quizá hoy no tengamos pensado utilizarlo para jugar o ver películas, pero puede que con el paso del tiempo nos pique el gusanillo y querremos tener un dispositivo bien preparado.

Como siempre, si te ha gustado nuestro artículo, no dudes en compartirlo con tus amigos. Ayudarás a que más gente aprenda de todos estos productos.